tirsdag, oktober 12, 2010

Hoy en español, para que Anja lo pueda entender

Anja es una antigua alumna de la escuela de español en la que, hasta hace poco tiempo, estuve trabajando. Junto con su amiga Margit han sido mis alumnas durante unos dos años y medio, y aunque con pausas, las dos han aprendido mucho. Durante este tiempo, he tenido la inmensa suerte de compartir tiempo con ellas ya que han pasado de ser alumnas a ser amigas. Y son las dos un encanto.

El sábado pasado cenamos juntas en casa de Anja y su marido Erik. Anja vive en Slangerup, un pueblo que está bastante "en el campo", así que tuve la oportunidad de ver paisajes muy bonitos de camino a su casa mientras Margit hacía de taxista, con campos, caballos y muchos pájaros. Me apetecía mucho ir a su casa, porque nunca antes había estado allí. Tienen una casa preciosa, muy muy grande, donde Annika su niña, puede jugar por donde le da la gana, y estuvimos todos muy a gusto.

Anja y Erik tienen aficiones curiosas. Por ejemplo, las motos. Creo que Anja tiene dos (o tres?) motos, una de ellas con sidecar incluido, a parte de sus coches y de una furgoneta. Pero esta no es la afición más curiosa, no, lo más interesante es la cantidad de máquinas de bolas que tienen en una de las habitaciones del sótano! Porque la foto n es de un bar ni de un pub, no, es del sótano de su casa! Creo que habrá como unas 12 o 13 en total, compradas en Dinamarca y en Alemania. Y son la bomba de divertidas. Cuando yo era pequeña tenía una máquina de estas pero en miniatura, en casa le llamábamos "el billarín" y yo estaba enamoradíssima de mi billarín. Pues las de las foto son de tamaño real, así que aún mejor.
Después de cenar probé dos. Una que era bastante fácil (aunque no es que yo lo hiciera bien del todo) y otra que era muy estresante porque caían 4 bolas a la vez.

Algunos coleccionan sellos. Y otros coleccionan esto. Para gustos, colores.

3 kommentarer:

pati di fusa sagde ...

la máquina del millón
mola mogollón!
(alta creativitat, la meua :p)

vaig tenir una època en què hi jugava força, i també al billar i al futbolín. però al bar, eh?, no a les sales de jocs, que ara hauré creat un perfil ludòpata gens ajustat a la realitat. clar que ser fauna de bar no sé si millora gaire el perfil. ;)

NUR sagde ...

Llegir-te en castellà es curiós, m'ha recordat un to més infantil!

la polita sagde ...

a mi m'ha fet pensar en una redacció per al cole! :)